Inicio
  Bienvenida

 
 
La Institución
 

Historia
Labor y Objetivos
Nuestro lema
Las señoritas
San Antonio

 

Miscelánea
  Galería de fotos
Testimonios
Publicaciones
 
Noticias
 

Actualidad
En el recuerdo

Contacto
  E-mail
El Colegio
  Nuestra Casa
 
 
 
 
 
 
 
 

 

En Noviembre de 1.958, a la edad de 10 años, ingresé en mi bendito colegio de San Antonio. Allí nos encontramos 120 niñas con problemas familiares y 7 señoritas jóvenes con la difícil misión de educarnos, comprendernos, protegernos y enseñarnos todo lo básico de la vida, lo cual consiguieron con mucho amor y paciencia, pues todas tenían grandes cualidades y virtudes, que fuí recibiendo a lo largo de los años de cada una de ellas: de la señorita Ana, fundadora y madre superiora, recibí ser complaciente y a mostrar ternura hacia los demás. Carmen nos enseñó a sentir seguridad en la vida y paz. De Pepita aprendí lo que era el cariño y protección; de Rosario, paciencia y humildad; de Lola amabilidad y ganas de vivir y de Amparo, alegría y respeto. Cinco años después de entrar en el colegio llegó Lorenza, la cual me enseñó a ser constante y tenaz en la vida. Clementina, supo avivar en mi los sentimientos de caridad y dulzura. Cuando salí, entró Conchita, que dio esperanza y luz al nuevo futuro del colegio. Nos lo dieron todo a cambio de nada, como lo hacen las madres, pues eso es lo que han sido para mí. Muchísimas gracias a todas y que Dios bendiga y les de fuerza para seguir esta misión y logréis que entren unas señoritas como vosotras. Rezaré por mis madres. Vuestra hija.

D.ª Manolita Perona Miguez