Inicio
  Bienvenida

 
 
La Institución
 

Historia
Labor y Objetivos
Nuestro lema
Las señoritas
San Antonio

 

Miscelánea
  Galería de fotos
Testimonios
Publicaciones
 
Noticias
 

Actualidad
En el recuerdo

Contacto
  E-mail
El Colegio
  Nuestra Casa
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Hola, mi nombre es Rosa y soy una de las muchas alumnas que han pasado por el colegio de San Antonio de Padua. Llegué a él con 13 años, éramos 6 hermanos y al fallecer mi madre, mi padre decidió internarme para tener una vida mejor. Para mí fue mi verdadero hogar, y lo sigue siendo porque ahí están mis verdaderas madres, ellas con todo su cariño y corazón nos daban consejos y amor. Ellas me dieron la oportunidad de vivir una vida muy feliz de amor y compañerismo. Fueron dos años de convivencia, días malos y días buenos. Y tiempo después, volví al colegio, todo lo que sé se lo debo a ellas y a ese colegio. Del cual salí para casarme y formar mi hogar.

Tengo dos hijos, de los cuales me siento muy orgullosa, porque todo eso me lo enseñaron en ese santo colegio que fue y será mi hogar. Todo se lo debemos a la señorita Ana González y a Guillermina y a todas las demás que dieron su vida por todas nosotras, fueron ejemplares con quienes les pedían ayuda. Todas las que hemos pasado por el colegio las recordaremos por su humildad y sencillez. Con todo mi cariño para todas ellas, que Dios les dé mucha fuerza para seguir con esa vocación.

Y hago un llamamiento a todas esas personas que tengan vocación, que sigáis adelante y vayáis a ese colegio de San Antonio, se necesita mucha vocación para que no se pierda esa ayuda a los demás y al final habrá una recompensa. Que Dios os ayude con su cariño.

D.ª M.ª Rosa Pérez López