Inicio
  Bienvenida

 
 
La Institución
 

Historia
Labor y Objetivos
Nuestro lema
Las señoritas
San Antonio

 

Miscelánea
  Galería de fotos
Testimonios
Publicaciones
 
Noticias
 

Actualidad
En el recuerdo

Contacto
  E-mail
El Colegio
  Nuestra Casa
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Soy una antigua alumna, Mercedes López Vargas. Estuve con vosotras siete años.Cuatro de mis hermanas también, aunque ellas menos tiempo. Mis primas Merchi, Reme también estuvieron allí.

Ayer por la mañana recibí un e-mail de mi hermana diciéndome "Sorpresa" con vuestra página web. Me llevé efectivamente una grata sorpresa y me ha hecho mucha ilusión volver a ver fotos del colegio y de las señoritas. Por lo que he sabido la señorita Clementina, Rosario y Maria Luisa ya no están con vosotras. ¿Qué ha sido de ellas?

Recuerdo lo divertido de la piscina después de la siesta. Los paseos tan sanos al monasterio del Loreto. Recuerdo los ensayos para las fiestas de San Antonio. La merienda. El café con leche del desayuno...

Tengo muchos recuerdos del colegio. Pero lo que me llevé de allí es la persona que hoy soy. Estudié electrónica. Jamás me ha faltado el trabajo. Al terminar mis estudios me fuí a Ibiza apenas con dieciocho años. Allí estuve quince. Ahora vivo en Alemania, llevo justo cuatro años y a los quince días de estar aquí encontré un buen trabajo en el departamento de electrónica de unos grandes almacenes.

La perseverancia que con vosotras aprendí, intentando para todo lo que hago dar el cien por cien ha dado sus frutos. Hoy no me puedo quejar.

Os deseo todo lo mejor y me pregunto qué hubiera sido de tantas niñas, hoy personas adultas, sin vuestra ayuda. La educación es la base de la vida. Sin ella sólo hay incultura e insatisfacciones. La cultura se trasmite y si no existe no hay nada. Sólo miseria. Puede que muchas personas no tengan muchos medios económicos pero si se posee el saber y las ganas de superarse la riqueza es plena.

La oportunidad que ustedes han dado a tantas niñas se las han dado también a sus descendientes y si hoy en día no hay tantas alumnas como antaño no tengan la menor duda que ustedes han contribuido en la labor de que menos niñas tengan la necesidad imperiosa de abandonar sus hogares.

Muchos Besos y abrazos a la Señorita Carmen, Maria Josefa, Conchita y Lorenza.

D.ª Mercedes López Vargas