Inicio
  Bienvenida

 
 
La Institución
 

Historia
Labor y Objetivos
Nuestro lema
Las señoritas
San Antonio

 

Miscelánea
  Galería de fotos
Testimonios
Publicaciones
 
Noticias
 

Actualidad
En el recuerdo

Contacto
  E-mail
El Colegio
  Nuestra Casa
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Si tuviera que definir la vida de la señorita Ana Gónzalez, la definiria como"una vida de sacrificio y santidad", y lo digo porque tuve la fortuna, juntamente con Isabel mi esposa, de considerarme entre los intimos de Anita, como la llamábamos los allegados, y me baso para ello en que para nosotros era como un director espiritual. Escogió una forma de apostolado que le proporcionó bastante sacrificio y como lo llevó con el máximo rigor, seguro que le santificó.

Anita era una persona que no era amante de los niños, jamás se le oyó elogiar la simpatía, gracia o bondad de ninguna niña, todo lo contrario de su cofundadora Guillermina, sin embargo las atendía, las quería y se preocupaba de ellas hasta lo imposible, ya que dedicó toda su vida a la educación de las niñas, sobre todo abandonadas, y estamos seguros que la recompensa habrá sido su santificación.

D. Florencio Castro Borrego